UDL, el nuevo marco didáctico que podría marcar el futuro de la educación

images

UDL (Diseño universal para el Aprendizaje o “Universal Design for Learning” en inglés) es un marco didáctico del que se habla mucho en los círculos educativos de Estados Unidos pero que causa mucha confusión; básicamente, los profesores y demás profesionales de la enseñanza se sienten abrumados por la enorme cantidad de técnicas y actividades consideradas UDL que se les ofrecen mientras se les escapa el concepto general. UDL es de gran interés para el educador español porque tengo la certeza de que este nuevo concepto pedagógico acabará llegando a España en pocos años. En virtud a mi papel de facilitador de UDL en un centro de secundaria norteamericano, voy a tratar de explicar en qué consiste.

 

Dependiendo de cómo se observe UDL, se podría entender que no ofrece nada nuevo o que va a revolucionar el mundo de la educación, lo que está claro, en cualquier caso, es que no se trata de “otra iniciativa más”, de tantas como han surgido a lo largo de los años, y lo digo por varias razones, entre las que cito las que personalmente me llaman más la atención.

 

  1. UDL, al contrario que otras iniciativas (que no mencionaré) no tira por la borda ninguna práctica efectiva que cualquier profesor tenga en su cajón de sastre. Si un educador tiene éxito con esta o aquella estrategia, la puede integrar en el marco UDL.
  2. UDL ya está dando resultados positivos como se refleja en diversos estudios, algo que se atenúa hasta cierto punto al considerar que aunque ciertos, estos estudios siguen siendo escasos.
  3. UDL se menciona y se respalda varias veces en la ley ESSA, (Every Student Succeeds Act) que reemplaza al anterior acto educativo federal No Child Left Behind.

 

Para entender lo que es UDL hay que pivotar en torno a 3 palabras: marco, opciones y alcance.

 

  • UDL no es una actividad, ni un tipo de actividades, ni una estrategia, UDL es un marco educativo en el que se integran todo tipo de estrategias, conceptos, y métodos de enseñanza. El marco se divide en tres componentes generales: 1. Generar el interés del estudiante, 2. Proveer opciones a la hora de enseñar, 3. Proveer opciones para que el estudiante demuestre lo que ha aprendido.
  • Tal como adelantaba, opciones es otro término clave. Cada lección o unidad didáctica ha de ofrecerse no según la manera que más se adecúe a cada estudiante, si no de todas las maneras posibles, para llegar a todos los estudiantes, y que todos puedan entender lo que se está enseñando haciendo uso de sus habilidades específicas, además de ser capaces de demostrar lo que han aprendido, una vez más según sus destrezas particulares.
  • Alcance. Una vez más, una sección anticipa a la siguiente, el objetivo de UDL es el de alcanzar a todos los estudiantes del aula, de una manera u otra, y que todos encuentren la manera de demostrar sus conocimientos.

UDL no está libre de críticas, por supuesto, precisamente porque permite usar técnicas anteriores, muchos profesores podrían tener (y tienen) la sensación de que UDL es una simple “comida recalentada” o una nueva manera de llamar a cosas que ya existían. Lo que se les escapa a esos críticos es que UDL, por primera vez, ha sido capaz de integrar todas esas técnicas que han tenido éxito bajo un marco común, y un lenguaje común, lo que puede facilitar que un profesor, en un par de años, sea tan efectivo como un veterano que lleva dando clases 10 años o más. Los estudios, como dije escasos no se escapan de la sombra de la duda tampoco, y en este caso es difícil contradecir la cautela; si los profesores que usan UDL generan mejores resultados, bien se podría entender que se trata de los mismos profesionales que ya eran destacados de por sí ya que, por lo general, el profesor emprendedor que intenta aplicar nuevas técnicas pedagógicas tiene un nivel de dedicación superior al que no intenta salirse nunca de su guión.

Mejores profesores = mayor dedicación (usan UDL) = mejores resultados.

¿Qué causó esos “mejores resultados”? ¿UDL o el hecho de que los profesores que usan UDL se dedican con mayor pasión a su oficio? Difícil de responder.

Más allá de críticas, justificadas o no, mi experiencia personal con UDL en el salón de clases ha sido, tengo que decirlo sin paliativos, completamente positiva, dar opciones y estar siempre pendiente de encontrar maneras de involucrar a mis estudiantes ha mejorado el ambiente que se respira en mis clases, y ha generado una actitud muy positiva, todo cosas que siempre dan como resultado una mayor efectividad docente, además de generar en mi persona un claro cambio de actitud; desde que tengo UDL en mente, me paso el día buscando maneras de involucrar más a mis estudiantes y de ofrecer más y mejores maneras de dar mis clases.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *